miércoles, 23 de diciembre de 2009

VOGUE 1196 - Yves Saint Laurent

Recientemente, he conseguido este nuevo patrón de YVES SAINT LAURENT, que pasa a formar parte de la colección dedicada a este "Maestro" de la costura y de la moda. Se trata de un modelo de tres piezas: Chaqueta, falda y blusa, presentado en la colección de Alta Costura-Otoño/Invierno 1.982/83. Tal y como se muestra en el "panorama" superior, el traje, aquí en España, fue portada de la revista HOLA (Figurín de la Moda).

DESCRIPCIÓN DEL MODELO.- Chaqueta entallada por debajo de la cintura con cuello deportivo contrastado. Costuras "princesa" en el delantero, costadillos, manga de dos piezas con pliegues en la copa, terminada con puños vueltos en tejido contrastado. Falda con vuelo, con largo a "media pierna" y bolsillos en las costuras laterales. Blusa con volante en el cuello, corbata y mangas con pliegues, cortadas al "bies".

TEJIDOS RECOMENDADOS.- Franela, tweed, gabardina y todo tipo de tejidos ligeros para la chaqueta. Crep de lana, sarga, etc. para la falda, y tafetán, faille, crep de china, etc. para la blusa.


Semi-fitted, lined, above hip jacket has contrast notched collar, shoulder pads, front princess seams, side panels (no side seams), and full length, two-piece sleeves with pleated cap and contrast shaped cuffs. Flared, ten gored skirt, mid-calf, has waistband, side pocket and side pocket opening. Loose-fittin blouse has ruffle on neckband, bias bow, slightly extended shoulders and shoulder pads. Full length, bias sleeves, pleated at cap. have button and loop on bad and ruffle at lower edge.

Las instrucciones de este patrón son excelentes y muy claras además de proponer diferentes técnicas habituales en la confección de modelos de "Alta Costura". Como muestra, este escaneo donde se aconseja el uso de una entretela de soporte (underlining), cortada al "bies", así como un doble refuerzo en las zonas superiores de frente y espalda (piezas 18 y 20).

sábado, 12 de diciembre de 2009

Chaqueta y blusa







Conjunto de chaqueta y blusa, realizado a partir del patrón presentado en este POST. En esta ocasión, la chaqueta está confeccionada en velours de lana (lana 100 %), de textura gruesa y pelo largo, que no requirió el uso de entretelas, a excepción de la parte de la vista delantera y cuello. El cierre delantero, se establece por medio de dos ojales insertados en las costuras del pecho y montado del cuello, y dos botones de metal con forma de bola. Está forrada con franela de lana a cuadros de color verde, amarillo y azul (detalle foto).

La blusa de este conjunto, está confeccionada en organza satinada de color verde grisáceo. Tiene costuras inglesas, cierre delantero asimétrico y bajos terminados con estrechos bieses del mismo tejido (detalle foto).

sábado, 21 de noviembre de 2009

TEJIDOS REVERSIBLES (Double-face fabrics)


Los "tejidos reversibles" son géneros tejidos en doble y unidos entre si por pequeños hilos que, cortándolos, permiten separar los dos tejidos, sin que se deshilachen ni deterioren. Estos tejidos permiten la posibilidad de confeccionar prendas ligeras y de fácil vestir, y generalmente y debido a su complejidad están fabricados con hilos nobles como la lana, el cachemir, etc. Se impusieron en la moda en la mitad del siglo XX y no hubo colección de "Alta Costura" o "Pret-a-porter" que no incluyese algún modelo confeccionado con este tipo de tela. Algunas firmas incluso se dedicaron por completo a la confección de modelos "double-face". Actualmente, y de la mano de diseñadores como RALPH RUCCI, podemos ver estupendas colecciones con detalles muy novedosos como: Suspensiones, aplicación de piezas por medio de "buillones", etc.

En el "panorama" fotográfico superior, se pueden observar tres modelos que definen claramente este tipo de prendas. De izquierda a derecha: Chaqueta de MARGON-Milano (2007), confeccionada en "double-face" de color camel con revés marfil. Este es un modelo de líneas simples y con pocas costuras, muy apropiado para confeccionar como primer modelo y practicar la técnica de costura de los tejidos reversibles.

Segunda foto: Traje de SARLI-Napoli (1980), compuesto de falda de color morado y chaqueta en color verde-agua con ribete morado. SARLI fue uno de los precursores en la confección e introducción de modelos "double-face" , y presentó verdaderas piezas de artesanía en todas sus colecciones.

Ultima foto: Traje de HORST MANDEL-Berlin (1.979), con chaqueta deportiva de cuadros "Búfalo" con revés marfil. Este es un modelo muy característico de la época y de esta firma dedicada a la confección de pret-a-porter de calidad, ya desaparecida.

A continuación, unas breves nociones sobre la confección de costuras "reversibles". -


En éstas primeras imágenes se pueden observar los pasos a seguir para coser una costura "plana", que se pude aplicar para cerrar todas las costuras de la prenda y costuras en donde se tenga que interponer una cremallera, por ejemplo.
Comenzaremos por separar en ambos cantos las dos capas de tejido, lo suficiente como para poder maniobrar e introducir después los margenes de costura en este "canal". Se unirán con un pespunte las dos capas de tela inferiores. Se recortan los margenes de costura y se separan con la plancha. Por último, los bordes de las capas de tejidos superiores se coserán a mano con puntadas invisibles.


La costura "solapada": Para esta modalidad, separaremos únicamente una de las capas del tejido, que después se "solapará" sobre la línea de costura. Cosemos la costura normalmente, sin interponer la capa de tejido que hemos separado. Recortamos los márgenes de costura y sobreponemos esta capa de tela sobre la línea de costura inicial, con puntadas invisibles.


Los "Bordes": Para terminar los bordes de una prenda "reversible", solamente tenemos que separar las capas de tejido y remeter ambos cantos por la línea marcada por el patrón. Podemos terminar los bordes con un pespunte de adorno, unos puntos de pespunte a mano o simplemente planchados.


La costura "plana": Esta es quizás un tipo de costura más complicada que las anteriores, pero con buenos resultados para tejidos gruesos y su aplicación en prendas deportivas.
Hay que tener en cuenta, que para coser este tipo de costura, tenemos que tener terminados con anterioridad los bordes de la prenda.
La costura se coserá normalmente, sin separar ninguna capa del tejido. Por la cara "exterior", se pasará un pespunte a 1 cm. aprox. del pespunte de unión, pero sin coser los bordes de la costura que hay debajo. A continuación, se separarán los dos grosores del tejido en el borde de la costura y se plancharán hacia un lado (en dirección hacia el pespunte de adorno). Los bordes de la costura se recortarán de forma escalonada. El borde la costura más ancho se colocará encima de los más estrechos y, doblando el canto hacia adentro se coserá a mano con punto de dobladillo, encima de la línea del pespunte de adorno.


Este es el resultado final de la costura "plana" una vez terminada y planchada. Este tipo de costura también nos vendrá muy bien para el montaje de las mangas, para ello, tenemos que montar las mangas como se hace habitualmente y seguir los pasos descritos: 1).- Pasar un pespunte a 1 cm. aprox. de la costura de unión.
2).- Recortar los margenes de costura y planchar.
3).- Sujetar encima de la línea de pespunte.


Los "ojales": Una manera sencilla de confeccionar los ojales, es bordar el clásico ojal a mano ó a máquina, una vez terminada la prenda.
Podemos también hacer un tipo de ojal muy utilizado en prendas de "Alta Costura" y que también es muy sencillo de confeccionar con un poco de práctica. Se trata simplemente de realizar un "corte" de la medida necesaria para introducir el botón. Después y con sumo cuidado, vamos remetiendo los bordos de ambas caras del tejido con unos puntos a mano.


Este es el resultado del ojal que tiene un aspecto muy limpio y quedará muy bien en prendas de líneas simples, vestidos, camisas, etc.




El "Ojal ribeteado": Para realizar este tipo de ojal, tendremos en cuenta diferentes consideraciones. Si se trata de un tejido de un "solo" color, podemos separar las dos capas de tela y hacer los ribetes doblados por el "lomo". Si por el contrario, trabajamos con un tejido que tenga las dos caras de la tela de diferente color, seguiremos estos pasos: Para cada ojal se cortarán dos tiras para los ribetes. Se separarán los dos tejidos, se colocarán uno encima de otro con los derechos encarados y se cerrará uno de los cantos con un pespunte. Los bordes de la costura se recortarán casi hasta la misma. Se gira el ribete hacia el derecho y se pasa un pespunte marcando el ancho deseado (aprox. 0,5 cm.). Seguidamente, hilvanamos el ribete haciendo coincidir los cantos doblados y marcamos el largo del ojal. Marcamos el ojal en el canto de la botonadura y hacemos un corte en el tejido, hasta unos 0,5 cm. antes de llegar a las marcas de tope del ojal. En los cantos de corte, se separarán las dos capa de tela, conforme al tamaño de los ribetes e introducimos los mismos por esta abertura. En los dos extremos del ojal se harán dos cortes en diagonal en dirección hacia los topes (primero solo en una cara del tejido). Se doblan los cantos de corte y se cosen encima del pespunte marcado en los ribetes. Por último, procedemos del mismo modo en la otra cara del tejido.

NOTAS: Para el montaje de cuellos y otras piezas, podemos proceder de manera habitual, separando las dos capas del tejido, entretelando una de ellas y por último montar el cuello a la prenda.
Si trabajamos con un género muy suave, antes de doblar, por ejemplo, los cantos delanteros de un abrigo, podemos interponer un galón de refuerzo, bien aplicado a mano o bien usando un galón de entretela termofijable.

sábado, 14 de noviembre de 2009

Chaqueta y blusa

Conjunto de chaqueta y blusa de inspiración oriental, en la que destacan principalmente la simplicidad de líneas y la utilización del color rojo como contraste a este estilo minimalista. La línea simple, además de en la imagen final del conjunto, se refleja también en su construcción, realizada a partir de patrones compuestos por piezas de forma rectangular, con ausencia de pinzas y otros detalles propios del patronaje convencional. Otra particularidad es la similitud de proporciones que mantienen las piezas del patrón del delantero y la espalda, únicamente alteradas en el frente con la holgura para el pecho.

LA CHAQUETA.- Confeccionada en lana de fantasía que forma un dibujo entretejido en color rojo con fondo gris. El tejido es de aspecto y tacto muy grueso y está entretelado por completo con un "underlining" de punto fusible bi-elástico. La chaqueta, tiene cuello de tira levantado y cierre frontal por medio de ojales (insertados en las costuras del cuello y pecho), y dos botones de metal en forma de "bola". Dispone de bolsillos en las costuras laterales y está forrada con satén de rayón de color rojo.




LA BLUSA.- Confeccionada en organza de seda natural (seda 100 %), de color rojo intenso. Tiene cuello de tira levantado, hombros caídos y mangas terminadas en un ancho dobladillo. El delantero está compuesto por dos piezas iguales cruzadas, que forman el cierre sujeto en la línea de aplicación del cuello con un pequeño botón de madera pintado y presilla de hilo. La blusa está cosida con costuras inglesas y los bajos terminados con un estrecho bies del mismo tejido.


Detalle del forro de la chaqueta cosido completamente a máquina y girado por una de las sisas. La costura de aplicación del forro a la vista está adornada con un bies de color gris.





Detalle del cierre delantero de la blusa con presilla y botón.









Detalle del bajo de la blusa terminado con un bies del mismo tejido.

sábado, 31 de octubre de 2009

Bolsillo de 1 ribete

Después de hacer los tutoriales sobre las diferentes maneras de confeccionar bolsillos, FAYE me sugirió hacer un tutorial sobre la confección del bolsillo con un solo ribete. Este tipo de bolsillos es muy apropiado para prendas deportivas, pantalones, etc., dado que es un bolsillo fuerte y seguro. A continuación, les muestro los pasos a seguir, para su realización de dos maneras distintas, dependiendo del grosor del tejido a utilizar o del estilo de prenda a la que se quiera aplicar.

METODO 1.-

Este primer método es muy aconsejable para tejidos ligeros, pantalones "chinos" e incluso blusas y camisas.
Las pautas a seguir son muy parecidas a las indicadas en la confección de los bolsillos ribeteados con dos vivos.


En primer lugar, marcamos con un hilván el emplazamiento del bolsillo (preferiblemente, siempre sobre zonas reforzadas previamente con entretela) y, confeccionaremos un ribete, marcando con un pespunte el ancho deseado. En este caso he marcado un ancho de ribete de l cm.



Aplicamos el ribete sobre el emplazamiento marcado (entre las marcas de tope del bolsillo), tomando como guía el pespunte del ribete.



Aplicamos el fondo del bolsillo superior. El mismo "canto" del ribete nos sirve de guía para su aplicación.
Cosemos el fondo inferior de forro sobre el pespunte central del ribete.





Para esta última operación, es aconsejable trabajar desde el revés y tomar como guía el pespunte de aplicación del ribete que es visible también por este lado.




Procedemos a cortar la abertura del bolsillo, haciendo unos cortes en diagonal en dirección a las lineas de tope.





Giramos los fondos y el ribete hacia el interior y sujetamos los pequeños "triángulos" con un pespunte.










Por último, cerramos el saco del bolsillo.







Este es el aspecto del bolsillo interior. Como se puede observar, con este método, obtenemos un bolsillo fuerte, para un uso largo y seguro.







METODO 2.-

El segundo método también es muy fácil de realizar y, es aconsejable para tejidos más gruesos y su aplicación en gabardinas, abrigos, chaquetas, etc.




En este caso, marcaremos con un hilván el emplazamiento del bolsillo, y también el ancho deseado del ribete. Con este sistema, podemos hacer ribetes más anchos y, en el caso que nos ocupa, he marcado un ancho de ribete de 2 cm.



Comenzamos aplicando la tira para ribetear (previamente reforzada con entretela), sobre la marca de emplazamiento del bolsillo (marca inferior).





Del mismo modo, cosemos el fondo superior del bolsillo entre las marcas de tope y sobre la marca de hilván (marca superior).





Es aconsejable realizar estas operaciones desde el lado interior utilizando como guía las marcas de hilván tanto del emplazamiento del bolsillo, como del ancho de ribete y de los topes.



Cortamos entre los pespuntes, haciendo unos pequeños cortes en diagonal en dirección a las esquinas.






Abrimos las costuras con la plancha e introducimos los ribetes hacia el interior.





Doblamos y sujetamos con un hilván el ribete del bolsillo.






Sujetamos con un pespunte los pequeños "triángulos" de los topes del bolsillo.

NOTA: En este punto y, para evitar gruesos de tejido, podemos hacer unos pequeños cortes en dirección hacia los topes y separar las diferentes capas de tejido.

Por último, y al igual que en el método anterior, cerramos el saco del bolsillo.